Preparar la Piel para el Bronceado

preparar la piel para el bronceado

El bronceado es una de las principales causas de las arrugas en la piel, ya que despoja a la piel de sus humectantes naturales y saludables elementos que le permiten sanar y mantenerse saludable. Y cuanto más lesiona la piel por medio del bronceado, por supuesto, peor luce, encontrandose fotoenvejecida. La radiación ultravioleta aunque parece que no está causando nada a la piel, en realidad está dañando en profundidad las delicadas capas de la piel, tanto en el rostro como en el cuerpo.

Quizás la piel del rostro recibe más cuidado, como rutina de belleza durante todo el año. La mayoría de las mujeres se aplican en la piel de la cara alguna crema humectante. Quien más, quien menos se realiza una limpieza de cutis o exfoliación de vez en cuando. Así mismo cuando llega el verano y se exponen al sol se protegen más la piel del rostro que el resto del cuerpo.Tal vez por que la zona del cuerpo donde se exponen con más evidencia las arrugas es la cara.

La piel del cuerpo, si bien es más resistente que la del rostro, también necesita una preparación adecuada antes de exponerse al sol, el viento, el mar, etc.
Luego del baño diario, es esencial humectarla masajeando con vigor desde el cuello hasta los tobillos.

Una vez por semana se debe realizar una exfoliación para que las células muertas no sean una barrera para los productos que le apliquemos. Para esto es fundamental utilizar un guante de crin o una esponja vegetal.
Hay que recordar que siempre el masaje debe ser circular para activar la circuación (anticelulítico) y ascendente.

Otro paso importante es otorgarle una buena nutrición que la hará más lozana y suave. Hay que elegir cremas con emolientes ricos en proteínas, colágeno, elastina, oligoelementos y vitaminas. También es aconsejable para las pieles secas la aplicación de aceites vegetales para nutrir la piel.
Cada 15 días, una máscara corporal nutritiva la beneficiará y le devolverá juventud.

Y por supuesto un requisito indispensable antes y durante la exposición al sol, es la utilización de un protector solar con FPS (factor de protección) alto, factor 30 en adelante, tanto en el rostro como en el cuerpo. La exposición al sol debe ser gradual, nunca sobreexponerse para evitar quemaduras graves. Tener en cuenta los horarios. Además aplicar crema post solar vitaminada para hidratar, descongestionar y nutrir la piel.

Para acompañar cualquier tratamiento de belleza, lo ideal es realizar una dieta purificadora, es decir: suprimir grasas, alcohol, dulces y aumentar la ingesta de agua y el consumo de frutas y vegetales que hidratan el organismo y por lo tanto mantienen la piel humectada. Especialmente consumir alimentos ricos en betacaroteno para favorecer la pigmentación y acelerar el bronceado con menos exposición solar. Considerar tomar suplementos nutricionales ricos en carotenos, vitaminas y minerales antioxidantes, lo cual contribuye internamente a preparar la piel para el bronceado.

Deja un Comentario

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a https://belleza.opcionnatural.com/contacto/. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.